Por encima del Trópico de Cáncer, frente a las costas accidentales del Africa, en una línea invisible, privilegiada, que rodea el globo terrestre y sobre la que se sitúan algunos de los últimos paraísos del mundo se encuentra Tenerife, la mayor de las islas del Archipiéago Canario.
Apenas algo más de dos mil kilómetros cuadrados de abrupta geografía triangular, formada a raíz de una serie de erupciones volcánicas submarinas.
Tierra legendaria para los antiguos navegantes y para los autores clásicos, que situaron aquí el edén o el Jardín de las Hespérides, hoy continúa siendo una joya natural, anclada en el Atlántico, en la que, aún manteniendo su inolvidable personalidad y sus encantos de siempre, se pueden hallar todos los lujos y comodidades para el relax el descanso, el placer y la diversión.

 
Costa Norte de Tenerife
 
El Puerto de la Cruz se encuentra situado en el litoral de la comarca natural del Valle de La Orotava, que es una gran depresión de aproximadamente 150 kilómetros cuadrados que desciende en forma de rampa inclinada desde la Cordillera Dorsal hasta el Atlántico. La costa portuense, como ocurre en todo el Norte de Tenerife, es acantilada, sobre todo en los sectores de Punta Brava y Martiánez. El encuadre geográfico condiciona la benignidad climática de la ciudad. Su clima extremadamente moderado y templado a lo largo de todo el año, sin grandes oscilaciones entre las máximas y las mínimas.
 
Teide
 
Este fenómeno es fruto de la confluencia de una serie de factores naturales, derivados de su proximidad del Trópico de Cáncer. Las estadísticas científicas señalan que Puerto de la Cruz tiene al año más de 1.900 horas de sol al año. Su clima se caracteriza por mantener unas temperaturas relativamente elevadas y sin grandes variaciones a lo largo de todo el año, que oscilan entre los 22 grados de máxima y los 15 de mínima, con 18 de promedio anual. La humedad relativa es del 75 por ciento. La precipitación media anual roza los 460 mm., repartida en 75 días de lluvia de media por año.


 

 
Puerto de la Cruz se sitúa en el norte de la isla de Tenerife, en el Valle de La Orotava, junto a los municipios de Los Realejos y de La Orotava. Tiene una extensión de 8,73 km², siendo el municipio más pequeño de las Islas Canarias. Su altitud es de 9 metros sobre el nivel del mar y su punto de mayor altura es el cono volcánico de Las Arenas (o montaña de la Horca), con 249 metros.
 
Playa Jardín
 
Puerto de la Cruz es el enclave pionero del desarrollo turístico de Canarias. Sus habitantes son conocidos como portuenses, y en algunos casos se les generaliza como ranilleros, pero originalmente este gentilicio pertenecía solamente a los del Barrio de la Ranilla dentro del mismo pueblo y de fuerte tradición pesquera.

El Puerto, como se la conoce popularmente, es una ciudad turística distinta a cualquier otra. Moderna y cosmopolita, en su interior conserva el corazón y el alma de un pueblo entrañable, junto a las viejas casonas con balcones de madera y cubiertas de teja, se levantan nuevas edificaciones que mantienen los rasgos característicos de la arquitectura tradicional canaria. Sus calles peatonales y sus plazas recoletas evocan la imagen y el sabor del pasado. Hoy conviven aquí, en perfecta armonía, lo moderno y lo tradicional, configurando una fisonomía urbana variada, completa, acogedora y atractiva. Tras un centenar de años de experiencia turística, mantiene hoy todo el sabor de una villa abierta al mar y a toda suerte de culturas. Declarada de Interés Turístico en 1955, en el Puerto de la Cruz conviven en atractiva armonía la arquitectura tradicional isleña y la modernidad de una planta hotelera de primer orden; la amplitud y el exquisito diseño de sus parques de ocio y el entrañable color de los rincones más típicos y pintorescos del pequeño pueblo marinero que fuera en sus comienzos.
 
Casa de la Aduana Puerto de la Cruz
 
Las calles de Puerto de la Cruz mantienen todo el año una animada actividad, un ambiente distendido que invita a la relajación y al descanso, al paseo y a la contemplación de sus edificios más tradicionales, a la participación en sus fiestas populares...
 
puerto de la cruz
 
Para disfrutar del mar, este municipio norteño, tiene mucho que ofrecer: sugerentes calas de arena volcánica, el complejo de piscinas marinas del Lago Martiánez, Playa Jardín y Punta Brava. Costa Martiánez, obra del genial César Manrique, constituye un lugar donde diseño y naturaleza se funden para crear un entorno de peculiar belleza. También cuenta con un Jardín Botánico, con especies vegetales procedentes de los cinco continentes; el Casino Taoro y el Loro Parque merecerán los elogios del visitante.
 
Lago Martiánez


 

Las fiestas son otro gran atractivo de la Ciudad, además de una expresión inequívoca de la cultura y el sentir popular.

En primer lugar hay que mencionar Los Carnavales -en febrero-, que como los de Santa Cruz de Tenerife, son las fiestas más famosas y de mayor interés turístico. Como consecuencia de la proyección internacional de esta celebración, Puerto de la Cruz y la ciudad alemana de Düsseldorf realizan un intercambio carnavalístico con 25 años de historia.

 
Carnaval
 

Una de las fiestas locales de mayor tradición son las Fiestas de Exaltación de la Cruz, el 3 de mayo, que coinciden con la conmemoración de la fundación de la Ciudad. En esta fecha es costumbre adornar con flores las cruces y ermitas.

En junio, con motivo de la festividad de San Juan, se encienden hogueras y se bañan en el muelle pesquero los rebaños de cabras, reminiscencias de costumbres ancestrales relacionadas con el mundo aborigen.

 
Baño de las Cabras - Puerto de la Cruz
 

En el mes de julio se celebran las Fiestas Patronales en honor del Gran Poder de Dios y Nuestra Señora de la Virgen del Carmen. Son las fiestas mayores. En el programa de actos tradicionales destaca sobremanera la Embarcación de la Virgen y el Festival Internacional de Aeromodelismo.

Curiosa y singular es la Fiesta de "Los Cacharros", en honor de San Andrés (29 de noviembre), en la que se recuerda la antigua celebración de la apertura de las bodegas y el estreno del vino nuevo, arrastrando por las calles toda clase de cacharros de latón y metal.

Otro acontecimiento importante, más cultural que festivo, ha sido el Festival Internacional de Cine Ecológico y de la Naturaleza de Canarias, del que se han celebrado trece ediciones.

 
Fiestas Virgen del Carmen - Puerto de la Cruz